Cinco cámaras acuáticas para sumergirse en el verano @LaAnet #LaAnet_News

Desde fundas para ‘smartphones’ hasta las cámaras digitales resistentes al agua de última generación

1
Olympus Tough TG-3: el océano al alcance del fotógrafo

Olympus

Pensada para soportar todo tipo de condiciones sin perder su máxima calidad de imagen, la Olympus Tough TG-3 tiene una robusta carcasa que soporta hasta los 15 metros de profundidad, caídas de 2 metros de altura, así como temperaturas de 10 grados bajo cero.

Con un sensor de CMOS de 18 megapíxeles, esta cámara cuenta con un objetivo gran angular para captar bien todas las escenas acuáticas, además este modelo dispone de conexión wifi para subir instantáneamente las fotos a las redes sociales o guardarlas en la nube, así como GPS y brújula para memorizar los lugares en que fueron tomadas las fotos.

Otras prestaciones que hacen de la Olympus Tough TG-3 una de las mejores cámaras acuáticas son el sistema automático de balance de blancos que incluye el modo subacuático y 22 modos de escenas entre los que hay el disparo submarino, dos angulares y un macro submarino.

2
Panasonic Lumix DMC-FT5: Robusta y rápida

Panasonic

Esta compacta todoterreno destaca por su robustez, capaz de aguantar hasta 100 kg de presión. Al igual que la Olympus Tough TG-3, también cuenta con GPS y wifi y soporta profundidades de hasta 12 metros.

Con un sensor de 16 megapíxeles, la Panasonic Lumix FT5 presume tanto de la velocidad de su sistema de enfoque como de la agilidad del disparo, con ráfagas de hasta 10 fotogramas por segundo.

3
Speedo Aquashot: La opción digital barata

Speedo

Si lo que se busca es divertirse con la fotografía acuática sin preocuparse mucho por la calidad de la imagen, la cámara Speedo Aquashot es la mejor opción. Con un sensor de 5 megapíxeles, capaz de aguantar hasta los 3 metros de profundidad y con un zoom digital de cuatro aumentos esta cámara ofrece una calidad más que suficiente para el fotógrafo aficionado a un precio muy razonable (60 euros aproximadamente).

4
Kodak Sport: la desechable acuática

Kodak

La cámara acuática desechable de Kodak es la más conocida de entre las cámaras de usar y tirar que existen hoy en día en el mercado. Actualmente, hay cámaras acuáticas digitales que siendo un poco más caras duran para siempre y sin tener que revelar las fotos. Es por eso, que se conocen pocas cámaras acuáticas desechables.

Sin embargo, si uno quiere probar qué es esto de la fotografía subacuática puede empezar con una desechable. La Kodak Sport es capaz de resistir profundidades de hasta 15 metros, con un cuerpo robusto y un objetivo protegido que resiste arañazos y manchas.

5
Griffin: la funda para iPhone resistente al agua

Griffin

Una alternativa a las cámaras acuáticas es aprovechar la cámara de los smartphones protegiendo estos dispositivos del agua. Actualmente existen muchas fundas de diferentes tipos y de diversos precios.

La funda Griffin Survivor Waterproof para iPhone es una de las mejores opciones a buen precio (50€ aproximadamente). Esta carcasa mantiene el dispositivo a buen recaudo hasta 3 metros de profundidad, sin sacrificar la capacidad para tomar fotos y vídeos.

Sin embargo, si el usuario busca algo más sofisticado, la funda iGills es quizá la mejor. Capaz de bajar hasta 40 metros de profundidad, la carcasa además cuenta con una aplicación que hace de ordenador de inmersión y que incluye sensores de profundidad y de temperatura, a un precio de 245€.

ideas-para-tu-blog

Descubre los trabajos realizados por LaAnet en este enlace

Si deseas seguirnos en Facebook, clica sobre este enlace

Si te ha gustado este artículo puedes completarlo dejando un comentario o bien puedes suscribirte al feed y recibir las entradas futuras en tu lector de feeds.

Comentarios

No hay comentarios todavía.

Deja tu comentario

(requerido)

(requerido)