Transporter, una alternativa física al todopoderoso Dropbox

Las copias de seguridad. Ese pesado proceso que nos lleva tanto tiempo pero que nos salva de más de un disgusto. Que levante la mano el primer usuario de un ordenador que no haya vivido en carne propia la desgracia de ver su información borrada del mapa por un disco duro defectuoso, la pérdida o robo del portátil, o bien debido a un borrado accidental.

La solución habitual en estos casos consiste en recurrir a un disco duro portátil que debemos guardar a buen recaudo y luego llevarlo encima si queremos recuperar la información. Por otro lado, con el volumen de datos que se manejan en la actualidad y el trasiego de información de la vida 2.0 a la que nos hemos apuntado casi sin darnos cuenta, el viejo ‘pendrive’ ha pasado a un discreto segundo plano cobrando protagonismo los servicios en la ‘nube’ como es el caso de Dropbox. El conocido servicio permite realizar copias de seguridad, pero también intercambiar documentos entre usuarios. Se trata de una solución flexible pero que cuenta con dos puntos flacos: la seguridad y el costo.

Se han escrito ríos de tinta en torno a la seguridad de la información que almacenamos en la ‘nube’. Son muchos los detractores de la utilización de este tipo de servicios y entre ellos nos encontramos a Connected Data, una joven firma que se ha propuesto ofrecer lo mejor de los discos duros en local y los servicios en la nube. Su criatura ha sido bautizada como Transporter y les aseguramos que no pasará desapercibida.

Se trata de un estilizado dispositivo que colocaremos en cualquier punto de la casa y que a su vez se conecta a la red wifi. Transporter cuenta con un disco duro de 1TB en el que podremos realizar las copias de seguridad desde cualquier ordenador conectado al ‘router’. Hasta aquí, nada nuevo que no hayamos visto ya en el mercado. Pero es en este punto en el que el producto comienza a desplegar su magia.

Un dispositivo que cautiva a los inversores
Una de las principales bazas de la solución es que permite el acceso a toda la información almacenada de forma remota y desde cualquier ordenador con acceso a internet. La filosofía de uso es calcada a la de Dropbox: el usuario cuenta con una carpeta en su ordenador que se sincroniza de forma automática con Transporter, con la diferencia de que en este caso el usuario es el dueño y señor de sus datos. Nada sale de casa salvo que el propietario indique lo contrario.

Otro de los sólidos argumentos de venta de este dispositivo es que, a diferencia de los servicios en la nube, no hay costes de mantenimiento ni límites en el tamaño en la transferencia de archivos. Pero sin duda, la gran sorpresa del innovador producto y que ha sorprendido al mercado es que puede conectarse de forma automática con otros Transporters que tengamos repartidos en diferentes ubicaciones.

Pongamos por caso que cuenta con otro Transporter en el trabajo y otro en casa de un familiar, pues bien, la información será replicada de forma automática en ambos dispositivos sin necesidad de intervención por parte del usuario. Pero posiblemente sea en el ámbito laboral donde el dispositivo brille con luz propia: las compañías con diferentes delegaciones podrán compartir la información de una forma automatizada, segura y sin costes de mantenimiento.

Sus creadores lanzaron una campaña en Kickstarter el pasado mes de diciembre y arrasaron, hasta el punto de que una sociedad de capital riesgo ha puesto sobre la mesa 6 millones de dólares ante la evidente oportunidad de negocio. El equipo puede comprarse desde ya por un precio que oscila entre los 200 y los 400 dólares, aunque por el momento no está disponible en España.

[Via ElConfidencial]

Si te ha gustado este artículo puedes completarlo dejando un comentario o bien puedes suscribirte al feed y recibir las entradas futuras en tu lector de feeds.

Comentarios

No hay comentarios todavía.

Deja tu comentario

(requerido)

(requerido)