Cinco trucos fundamentales para estar seguro en Internet

Las prácticas de espionaje en internet que el gobierno de EEUU ha podido haber llevado a cabo sobre ciudadanos de todo el mundo, ha puesto en alerta a muchos usuarios que hasta ahora no sabían que su información online no está tan segura como creían.

Los virus informáticos, el robo de información o la suplantación de identidad son solo la punta de un gran iceberg que esconde todo un entramado de conexiones más o menos maliciosas que pueden suponer auténticas brechas de seguridad. Tome nota de estas recomendaciones tanto para ordenadores como para móviles.

1. Un PC seguro en casa – El primer punto a tener en cuenta pasa por la adquisición de un antivirus. Eso sí, tener uno instalado, ya sea gratuito como de pago, no significa estar totalmente protegido. – Tanto el navegador que utilizamos como los programas instalados requieren actualizaciones que normalmente suponen parches de seguridad para corregir posibles vulnerabilidades. “Se tiende a instalar en los equipos muchas aplicaciones pero luego no se mantienen ni actualizan adecuadamente. Si una aplicación es obsoleta o tiene pendiente instalar actualizaciones presentará vulnerabilidades altamente críticas. Estas vulnerabilidades serán aprovechadas por software malicioso y atacantes para afectar negativamente a los sistemas informáticos.”, asegura Juan Luis G. Rambla, Director Técnico de Seguridad de Sidertia Solutions. Java, Acrobat Reader y Flash son actualmente los programas con más agujeros de seguridad. Si no los utiliza, prescinda de ellos y si le son indispensables, manténgalos actualizados. – Utilice una cuenta como usuario para navegar y trabajar y otra como administrador de forma puntual, para evitar la instalación de aplicaciones involuntarias. Desde la sesión del administrador se tienen privilegios que permiten la descarga de apps en el ordenador sin necesidad de pedir permiso y que se pueden evitar utilizando el modo usuario. – Ojo con los correos colectivos con preciosas presentaciones y ofertas irresistibles. Nadie da duros a pesetas y estos emails son carne de cañón para los virus.

2. Cuidado con el wifi Las conexiones inalámbricas a redes poco seguras pueden ser como una puerta abierta a la entrada de intrusos en el ordenador. Antes de nada, verifique que a su red no se conectan los vecinos. Para ello es importante cambiar el nombre de la red y la contraseña de acceso que viene por defecto, pues existen hasta programas que permiten descifrar estas claves sin el más mínimo esfuerzo. Sobre todo si su red es WLAN.

Para realizar el cambio debe ponerse en contacto con su operador, pero solo para que le indique cómo se hace, en ningún momento es necesario que le facilite la nueva contraseña al operador puesto que le abres la puerta a la compañía a poder poner límites en el router. A la hora de conectarse a un WiFi público es conveniente verificar el tipo de seguridad de la red. Desde el ordenador, pinchando sobre el WiFi elegido se puede comprobar si se trata de una red WEP, WPA o WPA2. La primera es mejor evitarla, pues es la menos segura, mientras que la última es la más cerrada y recomendable. Conectarse a la red abierta de un vecino también tiene sus riesgos. Un usuario con conocimientos mínimos de informática puede llegar a leer y utilizar toda la información del equipo que se conecte a su red.

3. Revise las contraseñas y los datos publicados Uno de los fallos de seguridad más importantes según Juan Luis G. Rambla lo constituye la confidencialidad y la propia protección de nuestros datos personales. “Se tiende a proporcionar demasiada información, incluso de la vida personal, sin tener en cuenta ni donde se dejan, ni qué uso se dará de ello. Este hecho es totalmente extensible a las redes sociales”… “Por ejemplo no somos conscientes de todo el esfuerzo que invertimos en aparentar que la casa sigue ocupada cuando nos vamos de vacaciones para que no sea pasto de ladrones y sin embargo no hay escrúpulo en publicar en cualquier red social, que vamos camino de nuestro merecido descanso vacacional durante dos semanas.” El uso de la misma contraseña para las redes sociales, cuentas bancarias o asuntos administrativos es otro de los grandes fallos a corregir. Lo ideal, crear tres correos y tres contraseñas para utilizar dependiendo del grado de importancia del contenido que tengamos que proteger. Lo más recomendable, las claves más largas o el cifrado de los datos en caso de informaciones realmente importantes.

4. El smartphone, un nuevo foco de malware – El sistema operativo Android, el más utilizado a nivel mundial, es sin duda el más vulnerable. A la hora de descargar una app es imprescindible verificar el desarrollador de la misma, para comprobar si es verdadera y no una copia que puede contener un virus. En el caso de iPhone, el riesgo es mayor si el teléfono tiene jailbreak. – Desactiva la geolocalización y los metadatos, si no quieres que aparezcan marcas en las fotos personales – El bluetooth mejor apagado, es una manera muy sencilla de que se pueda acceder a tus archivos desde fuera.

5. Los niños, los más vulnerables “La primera recomendación es para los padres: educación. Los padres constituyen el primer eslabón en el acercamiento de los menores a internet. Deben ayudar a sus hijos y estos dejarse asesorar. El “no cojas caramelos de extraños” puede derivar perfectamente en “no aceptes invitaciones de extraños”, asegura Juan Luis G. Rambla. El experto en seguridad continúa con una recomendación para los más pequeños de la casa, proteger la intimidad. “Es demasiado habitual que los jóvenes faciliten excesiva información personal. La última moda del fenómeno ‘sexting’ constituye un riesgo potencial al exponer fotografía que pueden ser utilizadas por otros, conocidos y desconocidos, con consecuencias altamente negativas. Hay tendencia a creer que más ‘amigos o seguidores’ te van a hacer mucho más popular, sin embargo, lo único que aumenta es el riesgo de exposición del menor a un ciberacosador. En informes recientes de menores en la Web 2.0, era altamente preocupante cifras como que el 40% de menores tenía contacto con desconocidos por Internet”, según Rambla. La prevención de una posible adicción a Internet es la última recomendación el experto. “Existe excesiva tendencia a pasar mucho tiempo ‘enganchado’ a Internet, dejando de lado otros aspectos importantes de la vida. Se escriben o hacen muchas cosas de las que luego se pueden arrepentir. Hay que tener presente que Internet es como un tatuaje que deja marca de por vida. Cada vez hay más casos de jóvenes que son acosados por compañeros con fatales consecuencias. Pensar en las consecuencias antes de actuar, es una máxima para un uso seguro y razonable de Internet”, finaliza Juan Luis G. Rambla, Director Técnico de Seguridad de Sidertia Solutions.
[Via Expansión]

Si te ha gustado este artículo puedes completarlo dejando un comentario o bien puedes suscribirte al feed y recibir las entradas futuras en tu lector de feeds.

Comentarios

No hay comentarios todavía.

Deja tu comentario

(requerido)

(requerido)