“¿De verdad crees que Google respeta tu privacidad? Piénsalo dos veces”

“¿Realmente crees que Google respeta tu privacidad? Piénsalo dos veces”. Esta es una de las frases con las que Microsoft ha invadido las páginas de los periódicos de papel, radio, internet y televisión de EEUU para animar a los consumidores a abandonar Google y su correo electrónico Gmail. Como se pueden imaginar, no lo hace gratuitamente. Inmediatamente después el gigante tecnológico recomienda utilizar sus propios servicios.

En la campaña publicitaria, los de Redmond atacan la supuesta ausencia de privacidad de Gmail, al servir Google anuncios en base a los textos de los correos electrónicos. “Google conoce cada palabra que envías en tus correos enviados o recibidos para venderte publicidad”, aseguran en sus anuncios bajo un encabezado con la palabra ‘scroogled’, con los colores del buscador.

Chris Gaither, portavoz de Google, defendió a la compañía en Bloomberg, manifestando que ningún humano lee los correos de los particulares, sino máquinas. “La publicidad logra que Google y muchos de sus servicios sean gratuitos. Trabajamos para que sea segura, nada intrusiva y relevante”.

No es la primera vez que los de Redmond atacan a Google o a uno de sus servicios. Lo hizo también cuando animó a los usuarios a utilizar Bing, en lugar del buscador de Google. Pero en esta ocasión está poniendo toda la carne en el asador.

Ni que decir tiene que Microsoft ha asegurado que su servicio de correo electrónico no escanea los emails. Casualmente, Microsoft acaba de lanzar al mercado su nuevo Office, que incluye Word, Excel y PowerPoint y dependiendo de en qué paquetes, también Outlook.
Google no es responsable de su publicidad
Por otra parte, después de seis años de juicio el Tribunal Supremo de Australia ha absuelto a Google de la acusación de conducta engañosa a causa de sus enlaces patrocinados. La decisión del tribunal australiano puede ser clave para querellas semejantes en tribunales de todo el mundo sobre los contenidos publicitarios que se publican en el buscador.

El fallo ha puesto fin a una batalla legal entre Google y el organismo de control del consumidor de Australia, la Australian Competition and Consumer Commission (ACCC), que acusó al gigante de internet de participar en una conducta engañosa sobre los anuncios de pago.

La ACCC basó su demanda en los resultados de búsqueda en 2006 y 2007, donde la búsqueda de Honda Australia mostraría un anuncio pagado por un competidor de Honda, CarSales. La ACCC dijo que los anuncios eran engañosos, ya que sugieren que CarSales estaba vinculado a Honda Motor. Google argumentó que no era responsable de los anuncios, ya que era sólo la vía para el anunciante.

[Via ElConfidencial]

Si te ha gustado este artículo puedes completarlo dejando un comentario o bien puedes suscribirte al feed y recibir las entradas futuras en tu lector de feeds.

Comentarios

No hay comentarios todavía.

Deja tu comentario

(requerido)

(requerido)