Google: optimizando nuestra primera campaña de Posicionamiento

Crear una campaña en Google Adwords es relativamente sencillo; optimizarla ya no sea tan fácil. La rentabilidad que obtengamos con cada campaña de posicionamiento SEM dependerá de factores como el nivel de competencia que tengan las palabras clave que nos interesan (a mayor nivel de competencia mayor deberá ser nuestra puja), de nuestro nivel de calidad, de nuestra experiencia optimizando campañas en Google Adwords y de nuestra habilidad para hacerlo.

Para obtener los mejores resultados en una campaña de posicionamiento SEM no basta con saber manejar Google Adwords. Google, como agencia publicitaria, se ha preocupado de que manejar esta herramienta sea relativamente sencillo. Para optimizar nuestra campaña publicitaria en Google debemos perfeccionar la redacción de nuestros anuncios, saber qué tipo de concordancia nos interesa para cada campaña y, por supuesto, ser capaces de discriminar aquellas keywords que consumen nuestro presupuesto sin aportarnos ningún valor.

¿Sabes qué es Google Adwords?
Google Adwords es una herramienta que permite a los anunciantes pujar por ocupar las primeras posiciones en los resultados de búsqueda para unas determinadas palabras clave.

A diferencia de los resultados que aparecen en las primeras posiciones de forma natural, Google Adwords nos permite ocupar las primeras posiciones de los rankings de búsqueda casi al instante… previo pago. Además del posicionamiento inmediato, Google Adwords ofrece la posibilidad de segmentar las campañas publicitarias. ¿La principal desventaja? Que tan pronto como termine nuestra inversión desaparecerá nuestro posicionamiento.

Los conceptos básicos del Posicionamiento SEM
Con Google Adwords pujaremos para conseguir las primeras posiciones para las keywords que nos interesan. En otras palabras, esta plataforma funciona mediante un mecanismo de subasta.

Con esta subasta se determina el precio que el anunciante deberá pagar cada vez que un usuario haga clic en sus anuncios (el famoso Coste Por Clic o CPC).

El Coste Por Clic real y la posición que finalmente ocupemos en los motores de búsqueda dependerá tanto de nuestra puja como de nuestro Nivel de Calidad (el Quality Score de Google Adwords) de cada anunciante.

Pero el posicionamiento SEM permite pagar también por impresiones (CPM o Coste por Mil Impresiones). Con el CPM pagamos cada vez que se muestra nuestro anuncio en la pantalla de los usuarios. Quizás no sea tan rentable como el CPC pero es muy útil para aquellas marcas que desean generar branding.

Y, finalmente, podemos elegir pagar por la consecución de un determinado objetivo (CPA o Coste por Adquisición). Sin embargo, esta opción solo está disponible para aquellas campañas que cuentan con cierto historial de funcionamiento.

Trabajando nuestra primera campaña de posicionamiento SEM con Adwords
Lo adelantábamos al principio del artículo: manejar Google Adwords es relativamente sencillo pero optimizar las campañas publicitarias ya es un poco más difícil. Por lo general, hay muchos aspectos que es imposible de optimizar en nuestra primera campaña de posicionamiento SEM si no los conocemos con antelación.

1. No controlar el tipo de concordancia. Google Adwords ofrece distintos tipos de concordancia que deberemos tener en cuenta. ¿Hay alguno que funcione mejor que otro? Dependerá de nuestro objetivo de conversión y de la etapa del ciclo de compra que deseemos atacar.

La concordancia amplia incluye las palabras claves y una amplia gama de variaciones: errores ortográficos, sinónimos, búsquedas relacionadas, cambios de conjugaciones, las keywords escritas en distinto orden… Este tipo de concordancia es útil para atraer un enorme volumen de tráfico pero poco cualificado.
La concordancia amplia modificada: comprende aquellas búsquedas que contienen el término modificado con ligeras variaciones.
Concordancia de frase: incluye frases que contengan las keywords o variaciones de las mismas. Bastará con que la keyword (o las keywords) estén contenidas en la cadena de búsqueda.
Concordancia exacta: el anuncio solo se mostrará a aquellos usuarios que hayan buscado exactamente la keyword.
2. Activa las extensiones de anuncios. Google Adwords permite enriquecer nuestros anuncios con las extensiones ofreciendo información como nuestra ubicación, enlaces a otras páginas de nuestro sitio etcétera. Además, ahora cuanto más relevantes sean las extensiones para nuestro anuncio más probabilidades tendremos de aparecer mejor posicionados.

3. Crea grupos de anuncios segmentados por keywords semánticamente relacionadas. Los usuarios que carecen de conocimientos por lo general crean un solo grupo de anuncio para cada campaña. Sin embargo, los grupos de anuncios permiten agrupar aquellos términos semánticamente relacionados.

4. Crea una Landing page optimizada para cada grupo de anuncio. Si has agrupado las keywords semánticamente relacionadas, cada grupo de anuncios debería apuntar a una página específicamente optimizada para el tema concreto.

5. Para cada grupo de anuncios deberás probar varios anuncios. Así, cuando la campaña en cuestión tenga un historial mínimo, podrás seleccionar el que funcione mejor.

6. Separa Search y Display. Por lo general, las campañas Display tienen peores rendimientos que las campañas Search. Si las unes, la calidad de la campaña Search bajará y no podrás obtener los mejores resultados.

7. Incluye siempre palabras clave negativas. Las palabras clave negativa son aquellas para las que no te interesa bajo ningún concepto mostrar tus anuncios. Por ejemplo, si vendes software palabras como “libre” o “gratis” deberán ser indicadas como negativas desde el principio. Y, conforme avance la campaña, verás cómo recibes visitas a través de búsquedas que no te interesan en absoluto: márcalas también como palabras clave negativas.

8. A la hora de redactar los anuncios, aprovecha todos los caracteres que te permite usar Google Adwords. Así no solo ofrecerás más información, además tus anuncios serán más visibles para el usuario.

9. Tus anuncios en Google Adwords deben ser atractivos, descriptivos del contenido de la página y tienen que animar al usuario a hacer clic. Incluye también una llamada a la acción siempre que el número de caracteres lo permita para animar al usuario a hacer clic.

10. Haz pujas iniciales altas para conseguir buenas posiciones. De ese modo desde el principio conseguirás un buen historial de campaña, lo que repercutirá positivamente en tu nivel de calidad. Ya habrá tiempo más adelante para ajustar el presupuesto.

11. Aprovecha las acciones de remarketing que ofrece Google Adwords. Con el remarketing marcaremos con una cookie al usuario que acceda a una página determinada y posteriormente encontrará nuestros anuncios cuando navegue por Internet.

¿Te ha gustado este artículo sobre Google Adwords? Internet todavía demanda muchos profesionales con formación en posicionamiento SEM capaces de desempeñar campañas publicitarias online. ¡Pulsa el enlace para pedir más información!
[Contactar con LaAnet]

[Visita la web de trabajos realizados por LaAnet]

[Te invitamos a visitar un Restaurante de éxito La Cuina de San Telmo]

Si te ha gustado este artículo puedes completarlo dejando un comentario o bien puedes suscribirte al feed y recibir las entradas futuras en tu lector de feeds.

Comentarios

No hay comentarios todavía.

Deja tu comentario

(requerido)

(requerido)