La frontera entre comercio electrónico y callejero se borra

La Conferencia Europea de Comercio Electrónico, que se celebra en Madrid, expone las últimas experiencias de éxito

“El comercio electrónico ha evolucionado y las líneas entre las ventas offline y online comienzan a borrarse”. Así resume Matthew Stinchcomb vicepresidente de Etsy, el estado del comercio en la red. Etsy es una plataforma web que hace de intermediaria en la venta de artesanías y obras de arte, rentable desde hace cuatro años. Surgió de un barrio pobre del neoyorquino Brooklyn (EE UU). Emplea a 400 personas y comercializa productos de unos 800 artistas en 150 países.

En tiempos de crisis parece que ser un emprendedor de éxito es la clave. Y esto se ha reflejado en la primera jornada de la VI edición de European Ecommerce Conference, la conferencia europea del comercio electrónico, que se celebra en Madrid.

En la primera jornada del miércoles las presentaciones se centraron en el emprendimiento tecnológico y la rentabilidad de los negocios en la web. Todo el programa (charlas, los testimonios de éxitos, el asesoramiento de expertos y las ponencias sobre los retos para convertir un proyecto en un negocio global) han girado en torno al mismo tema: cómo impulsar el comercio electrónico español, que en el primer trimestre creció un 21,5%, según la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT).

La asistencia superó la expectativa y abarrotó las tres salas, en las que se expusieron las ventajas y desventajas de crear una empresa de comercio, tanto electrónico como normal, en tres grandes mercados: Nueva York, Londres y Brasil.

La asesora estadounidense Tracy Mann ha destacado que en el Silicon Alley de Nueva York se está cerca de los inversores y que por ello se han creado unas 1.000 empresas de aplicaciones en los últimos cinco años; por su parte, Andrei Izuka mostró las ventajas de invertir en Brasil –donde España es el tercer capital inversor extranjero- a pesar del coste tributario (hay unos 182 impuestos a distintos niveles del gobierno).

Uno de los platos fuertes de la velada fue Inmaculada Martínez, una de las primeras mujeres creadoras de compañía de software, actualmente socia de Opus Corporate Finance, una financiera para negocios electrónicos en Reino Unido. Martínez ha valorado la “desesperación” del Gobierno británico para que la economía digital “despegue”.

Y como no hay mejor forma de aprender que conociendo lo que le ha sucedido a otro, no han faltado los testimonios, como el de Miguel Angel Díaz, director general de Redkaraoke, quen ha abierto oficina en Silicon Valley: “Irse a California a intentarlo no es un plan. Hay que tener claro a quien buscar para financiarse y hacer un presupuesto exhaustivo, tres o cuatro veces lo estimado, pues los gastos son muy altos, y dejarse aconsejar por expertos”.

“Silicon Valley es un buen lugar para emprender si tienes un producto probado, que funcione y buscas internacionalizarlo” explica Díaz. Advierte del coste personal y cultural: “Es muy duro cambiar de país; la competencia es brutal, el nivel de exigencia máximo y conseguir la atención de los inversores, difícil”. Aun así aconseja intentarlo: “¡Fuera complejos! Los españoles hacemos productos fantásticos”.

También la historia del madrileño Justo Hidalgo, socio fundador de 24symbols (un servicio para obras digitales -el Spotify de los libros, como ellos mismos se denominan- cuya pequeña empresa se ha consolidado en un año como web pionera en la distribución de libros electrónicos a pesar de que no utilizan el marketing tradicional para darse a conocer. “Somos una start up sin dinero, enfrentándonos a Google o Amazon, pero estamos demostrando que podemos lograrlo”.

Uno de los ponentes más esperados era Uri Levine, fundador de Waze, una aplicación para conductores con 29 millones de abonados en todo el mundo. Levine considera a España un mercado importante por su potencial de penetración a Europa y como puente de acceso a Latinoamérica.

Y para que quedara claro la creatividad y posibilidades del mercado español, se celbró la competición de emprendedores. Diez start ups han luchado para tener la oportunidad de presentar su proyecto hoy en el marco del EEClaunch. De los participantes, dos eran mujeres. Además, dos de las aplis que han competidon son educativas, dos están dirigidas al mundo de la moda y otras dos son plataformas para buscar pareja en la web. El ganador fue la andaluza Edenes, una red social para comparar, opinar y comprar productos de cualquier tienda de forma online.

[Via ElPais]

Si te ha gustado este artículo puedes completarlo dejando un comentario o bien puedes suscribirte al feed y recibir las entradas futuras en tu lector de feeds.

Comentarios

No hay comentarios todavía.

Deja tu comentario

(requerido)

(requerido)