Microsoft ‘sepultará’ Windows Messenger el próximo 15 de marzo

Microsoft comenzó el martes a informar vía un correo electrónico a los más de 100 millones de usuarios de Windows Live Messenger en todo el mundo de que el servicio echará el cierre el próximo 15 de marzo. Será el final de una trayectoria que comenzó a finales de 1999 y que, en tiempos de esplendor, sedujo al 99% de los internautas españoles. Sus funcionalidades se integrarán en Skype, la principal ‘app’ de videochat que le costó casi 6.000 millones de euros a Microsoft el pasado año. La compañía ha adelantado que todas las cuentas de correo de Hotmail obtendrán acceso automático a Skype, de modo que las listas de contactos se mantengan intactas.

Así pues, la primavera de 2013 será la del réquiem de Windows Messenger. El programa supuso una auténtica revolución en su lanzamiento, comparable a ‘terremotos’ como el de YouTube, Google o Facebook. Básicamente se convirtió en la forma de comunicarse solo con quien el usuario desease en un panorama de chats masivos en los que los usuarios se congregaban en ‘salas’ definidas por una temática.

En España el impacto de Messenger fue colosal: comenzó por los más jóvenes y se extendió, a medida que internet crecía en popularidad, hasta una infinidad de usuarios diferentes. Según una información elaborada por ABC en 2007, el servicio contaba con 13,4 millones de cuentas activas, gracias a una enorme penetración en las grandes ciudades como Madrid (2,1 millones) y Barcelona (1,8). En ese mismo año, a nivel global, ejecutivos de Redmond aseguraban que el “número de usuarios de Windows Live Messenger superó al de las líneas telefónicas fijas”.

Los asesinos de Messenger
El impulso de la que se convirtió en pionera de las redes sociales comenzó a desaparecer en 2009. Después, la irrupción de proyectos como Facebook, Skype o WhatsApp más recientemente le han ido comiendo la tostada. Facebook fue el primero en desplazar a Messenger. Aunque no contaba con un servicio de mensajería instantánea, ofrecía una experiencia más completa, con la posibilidad de crear albúmes de fotos y de dejar constancia de las conversaciones en un espacio público. Pero la estocada mortal se la ha dado WhatsApp, un híbrido entre la tecnología IM y los SMS, que ha llevado la experiencia de interconexión a los dispositivos móviles.

En consecuencia Messenger hoy ha perdido en torno a un tercio de los usuarios que tenía en 2009, marcando en Estados Unidos un ritmo de decrecimiento del 48% durante el último año. Desde Redmond ha coqueteado con la idea de cerrar Messenger desde entonces, pero por entonces no había sustituto para un servicio que, junto a Hotmail, han sido de los escasos éxitos de Microsoft en la red.

Skype lo tiene todo para convertirse en el sucesor idóneo: es un servicio en constante crecimiento, ‘pega’ con Xbox 360 y Windows 8, y reforzará su posición de monopolio cuando dentro de tres meses reciba los 120 millones de cuentas de Messenger. Solo queda por saber cómo tomarán los viejos usuarios de Messenger el cambio.

[Via ElConfidencial]

Si te ha gustado este artículo puedes completarlo dejando un comentario o bien puedes suscribirte al feed y recibir las entradas futuras en tu lector de feeds.

Comentarios

No hay comentarios todavía.

Deja tu comentario

(requerido)

(requerido)