Alibaba, casi tan grande como IBM #LaAnet #Alibaba

Ha nacido un nuevo gigante de Wall Street: Alibaba. La empresa china de Internet creada en 1999 ya vale más que Facebook, y casi tanto como IBM y como JP Morgan, el mayor banco de Estados Unidos, y cuatro veces lo que el segundo mayor fabricante de coches del mundo, General Motors. La empresa también se ha convertido en la compañía China más valiosa por encima de la también tecnológica Tencent.

alibaba

Después de apenas tres horas cotizando, su valor era de unos 230.000 millones de dólares (alrededor de 180.000 millones de euros). Sus acciones, que en un principio iban a cotizar en una horquilla de entre 60 y 66 dólares, habían salido finalmente al mercado a 68, y habían llegado a los 100, antes de caer hasta los 90 dólares.

El gigante del comercio electrónico chino, cuyas acciones llegaron a superar los 99 dólares en algún momento de la jornada, supera así a uno de sus grandes rivales, el portal Amazon, cuya capitalización bursátil se sitúa en torno a los 151.000 millones, o el portal Facebook, que vale unos 200.000 millones.

Todo esto ha sucedido con una compañía china, pero que cotiza en la Bolsa de Nueva York a través de una sociedad con sede en el paraíso fiscal de Islas Cayman. Esa sociedad, que es quien realmente está presente en Wall Street, tiene un contrato con Alibaba para recibir una parte de los beneficios de ésta.

Eso convierte a la Alibaba cotizada en lo que técnicamente se llama “entidad de interés variable”, una fórmula destinada a circunvalar la legislación china ha que permite al dinero extranjero entrar en las empresas de ese país sin que al mismo tiempo exista el menor peligro de que esos inversores tengan algo que decir en la gestión de la empresa.

Esa peculiar estructura tiene potencialmente implicaciones muy negativas para los inversores que, sin embargo, parecen haberlas dejado de lado. La más obvia es que, si tienen algún problema con los gestores o los accionistas mayoritarios de Alibaba -entre los que destaca su fundador, Jack Ma-, éstos deberán acudir a la Justicia China, que no destaca precisamente ni por defender los intereses de los minoritarios, ni de los extranjeros.

Por esa razón, Alibaba va a estar excluida de todos los índices bursátiles en los que invierten los grandes fondos de pensiones e inversión y demás instituciones financieras reguladas. Por si todas esas incertidumbres no bastaran, la contabilidad de las compañías chinas ha sido cuestionada a menudo en Wall Street, aunque los escándalos se han circunscrito hasta la fecha a empresas pequeñas.

La mayor y más exitosa salida a Bolsa
Sin embargo, esas incertidumbres no espantaron ayer al dinero. La mejor prueba de ello es que el gigante chino del comercio electrónico lograba la salida a Bolsa más grande de la Historia. Y, también, una de las más exitosas. Hay que tener en cuenta que, cuando se anunció la OPV, en marzo, se estimaba que Alibaba podría tener un valor de mercado de unos 108.000 millones de euros, aunque algunos llevaban la cifra a los 144.000 millones.

Dado que el buscador de Internet estadounidense Yahoo! tiene una participación en el capital de Alibaba, sus acciones también se vieron impulsadas ayer por el pop–como se denomina en Wall Street a estas subidas tras una OPV- del gigante chino. Se espera que Yahoo! venda en torno a 140 millones de acciones de Alibaba que me podrían reportar unos 4.500 millones de euros después de impuestos.

La empresa fundada hace 15 años en un apartamento de Hangzhou tras pedir un préstamo de 60.000 dólares, cuenta en la actualidad con 279 millones de usuarios activos repartidos en más de 190 países y gestiona al año unos 14.500 millones de operaciones a través de sus diferentes portales, informa Efe.

Alibaba, que ganó el año pasado 3.700 millones de dólares y facturó 8.400 millones, emplea a unas 25.000 personas encargadas de operar el portal Alibaba.com y el motor de búsqueda eTao, además de tener su propia tecnología de pagos por internet, Alipay, de ahí que sea una mezcla de Amazon, eBay y PayPal.

Después de su espectacular estreno de ayer, el valor de Alibaba es superior en un 28% más que las previsiones más optimistas. Y los 10.780 millones que la empresa esperaba obtener en su salida al parqué se han convertido en 16.900.

En total, 95 de las 200 grandes empresas chinas que cotizan en EEUU lo hacen por medio del sistema de la “entidad de interés variable”, y hasta la fecha no ha habido ningún problema. Sin embargo, la subida imparable de Alibaba también puede ser un reflejo de lo que cada vez más expertos creen que es una enorme burbuja tecnológica sin precedentes en la última década.

En lo que va de año, Facebook, por ejemplo, ha gastado 13.200 millones de euros en WhatsApp, una empresa que no tiene modelo de negocio, y otros 1.500 millones en Oculus, una compañía que no empezará a comercializar ningún producto hasta al menos el verano de 2015.

Claro que el ejemplo más extremo es también más básico: Yo, una aplicación para teléfonos móviles que solo permite lanzar un mensaje (precisamente la expresión yo, que en EEUU significa hola de manera coloquial) ha logrado 700.000 euros de inversión de fondos e inversores privados. Así pues, la irrupción de Alibaba en Wall Street podría ser no solo un reflejo de la potencia económica de China, sino también de una nueva burbuja tecnológica mayor aún que la que estalló en 2000 y sumió entonces al mundo en una recesión.

Visita nuestro pagina de Trabajos realizados clicando sobre la Imagen

Visita nuestro pagina de Trabajos realizados clicando sobre la Imagen

posicionandote

Si te ha gustado este artículo puedes completarlo dejando un comentario o bien puedes suscribirte al feed y recibir las entradas futuras en tu lector de feeds.

Comentarios

No hay comentarios todavía.

Deja tu comentario

(requerido)

(requerido)