Queremos hacerte recordar y conocer la historia del blanco y negro de la dictadura a la televisión en color #LaAnet #hicieronhistoria

Hoy es casi un miembro más de la familia. Se ha convertido en un aparato propio de los tiempos que corren, a través del cual nos informamos (y desinformamos) de lo que ocurre en el mundo, aunque en muchas ocasiones ni siquiera lo que nos llega merecería el calificativo de hecho noticioso, y esto al margen de cómo nos lo vendan.

Te esperamos en Facebook. Ven clicando en la Imagen

Te esperamos en Facebook. Ven clicando en la Imagen

Sin duda, uno de los momentos más importantes de la historia (reciente) de este país fue la llegada y posterior generalización de la televisión en color. Casi como si de una metáfora se tratara, Televisión Española introduce la modernidad en forma de color coincidiendo con la llegada de la Constitución, dejando atrás casi cuarenta años de dictadura gris y en blanco y negro.

Pero los tiempos ya estaban cambiando. La primera vez que TVE emitió en color, aunque para el resto del mundo y con cámaras prestadas, fue en 1969 el Festival de Eurovisión desde Madrid. Hay que decir que en ese tiempo, en España la televisión pública utiliza el sistema PAL lo que le permitiría pasarse a las emisiones en color. Sin embargo, esto todavía se retrasará unos años debido a que no dispone de la infraestructura precisa para ello.

A partir de 1973 empiezan a compaginarse las emisiones en color y blanco y negro y no será hasta 1978 cuando se produzca el cambio definitivo al color, es decir, casi tres décadas más tarde de que se realizara la primera retransmisión de este tipo en EEUU a principios de los 50.

Fenómeno social
Sin duda, la televisión ha generado todo un fenómeno social, y sin entrar en programas actuales a los que se les atribuye esta facultad. Este aparato tecnológico era un privilegio de unos pocos, que pronto empezó a formar parte del boom consumista. Según algunos estudios, a finales de los 60 y principios de los 70, alrededor de cada televisor se reunía una media de 20 personas, cantidad que subía de forma notable si la retransmisión tenía que ver con, por ejemplo, algún partido de fútbol importante (no ha cambiado tanto la cosa).

Cambio tecnológico e innovación
Al lado del blanco y negro, el color supone un avance importante desde el punto de vista tecnológico. Los primeros experimentos se llevan a cabo a finales de los años 20 del siglo pasado, si bien en la década de los cuarenta un ingeniero mexicano, Guillermo González Camarena, desarrolla el Sistema Tricomático Secuencial de Campos, que patenta y que en EEUU, unos años después, evolucionan bajo el nombre de Sistema Secuencial de Campos.

En ese momento empiezan las primeras pruebas serias, a través de la RCA norteamericana. Sin embargo, su elevado coste pronto las echó por tierra, aunque se continuó investigando en este campo.

El gran impacto tecnológico, y que a la postre desembocaría en lo que después se conocería como televisión en color, fue la aparición del sistema NTSC en los 50, que finalmente tuvo éxito y que fue la génesis de otros avances en la materia, como el PAL o el SECAM.

La alta definición
De aquellos sistemas se llega a la alta definición, de la cual se desarrollan casi una treintena de diferentes tipos de televisión, diferenciados fundamentalmente por el número de líneas y píxeles por línea. Son los años 90, justo cuando lo que hoy muchos llaman ‘la caja tonta’ ya estaba tan generalizada que en cada hogar había más de una.

Desde la aparición de la televisión en color hasta nuestros días, tal vez este artilugio ha sido uno de los que más ha avanzado en lo que a innovación se refiere.

Es verdad que su desarrollo ha sido inversamente proporcional a la calidad del producto que ofrecen las diferentes cadenas. De una única televisión (con su segundo canal) hemos pasado a las autonómicas, generalistas, comerciales, temáticas… y aunque hace muy poco tiempo que el Gobierno eliminó un buen número de ellas correspondientes a la fase en la que nos encontramos (la Televisión Digital Terrestre), la tv sigue siendo todo un fenómeno social si bien, en la actualidad, sin las connotaciones de entonces.

comentario2

Si te ha gustado este artículo puedes completarlo dejando un comentario o bien puedes suscribirte al feed y recibir las entradas futuras en tu lector de feeds.

Comentarios

No hay comentarios todavía.

Deja tu comentario

(requerido)

(requerido)