‘Apps’ corporativas o cómo llevar la oficina a cualquier parte del mundo

La intranet. Cuando la WWW aterrizó en nuestras vidas pocas empresas, universidades o incluso colegios desaprovecharon las posibilidades de comunicación y productividad que ofrecían las webs corporativas. Teniendo en cuenta que algunos afirman ya que la WWW ha muerto, no es difícil entender que las ‘apps’ llegan pisando fuerte y empiezan a robar terreno a las webs como herramientas corporativas.

La adopción de los smartphones es mayoritaria, son potentes dispositivos conectados a internet y actualmente 12 millones de españoles usan ‘apps’ cada día. Estamos conectados, las aplicaciones ofrecen múltiples funcionalidades y podemos ser móviles en nuestro trabajo. A ese espacio responden este tipo de ‘apps’ privadas.

Con las ventajas que para la conciliación familiar o la flexibilidad laboral ofrecen smartphones y tablets, en Estados Unidos se habla cada vez más del BYOD, la tendencia a la movilidad laboral con dispositivos privados. Es decir, tenemos nuestro smartphone o nuestro tablet pero estamos trabajando, queremos acceder a la información de nuestra empresa o compartir datos geolocalizados con nuestros compañeros. Para eso están las ‘apps’ corporativas y suponen el segundo paso de lo que ya, casi en el pasado, fueron las webs corporativas.

Un Twitter, un Flipboard, un Evernote o un Dropbox propio. O, mejor, estas cuatro ‘apps bestselller’ juntas y además con acceso directo a los sistemas internos de la empresa. Así podría ser una de las apps corporativas que ya se empiezan a implantar en nuestro país.

Si muchos de nosotros usamos Flipboard para informarnos de aquello que más nos interesa, ya hay empresas, como a la catalana Evermind, a quienes les encargan diseñar a medida “flipboards corporativos” para que los directivos españoles no se pierdan ninguna información que pueda ser de su interés. Otro modelo sería el de las empresas que buscan una comunicación horizontal y vertical entre los empleados y encargan ‘apps’ con redes sociales propias en las que además se integren Facebook y Twitter y con las que los empleados compartan la información.

‘Apps’ a medida
Las posibilidades de este tipo de aplicaciones son muchas ya que, además, la mayoría se hacen a medida y pueden integrar aquellas herramientas que son necesarias para una labor concreta. Un ejemplo me lo cuentan desde Evermind. En una ocasión y para una empresa mediana de transportes diseñaron una ‘app’ que integraba GPS y que calculaba los tiempos de llegada adaptándolos a las costumbres de cada empleado. Si un transportista siempre paraba en un bar a tomar un café, la ‘app’ calculaba las rutas y los tiempos respetando esa pausa tan necesaria para la dosis de cafeína.

Los ‘markets’ propios que albergan las apps corporativas es otra de las tendencias que llega desde Estados Unidos. Podrás acceder al market desde tu móvil o tableta privados, descargar las ‘apps’ y utilizarlas. Eso sí, si dejas la plantilla, adiós, el market desaparecerá. En España este modelo podría funcionar, por ejemplo, con algunas empresas o universidades que cuentan con diferentes ‘apps’ de la institución.

Es una satisfacción echar un ojo a GooglePlay o al AppStore y ver cómo nuestras universidades no se han quedado fuera de la ‘revolución app’ y han adoptado rápidamente esta tecnología. A pesar de contar con resultados desiguales, enterarse de las notas, consultar horarios o acceder a expedientes son algunas de las utilidades de las ‘apps’ de Universidades como la Pompeu Fabra, la Carlos III, la Universidad de Granada o la de Jaén. Más allá está Harvard con la que puedes geolocalizar información o saber lo que tarda en llegar el autobús.

Pero lo que hemos contado hasta aquí no es solo para las grandes empresas o instituciones. Empresas medianas, como puede ser una cadena de gimnasios, ya se han puesto manos a la obra. La clave es saber exactamente si las apps tienen algo que aportarnos. Después, solo hay que ponerse en buenas manos.

[Via ElConfidencial]

Si te ha gustado este artículo puedes completarlo dejando un comentario o bien puedes suscribirte al feed y recibir las entradas futuras en tu lector de feeds.

Comentarios

No hay comentarios todavía.

Deja tu comentario

(requerido)

(requerido)