El 40% de los usuarios entre 60 y 85 años tienen smarthpones

Las personas mayores cada vez se interesan más por las últimas tecnologías de voz, según un estudio realizado por The Phone House

A pesar de la creencia general, los «smartphones» también han llegado a las personas mayores. Una pantalla más grande y menús intuitivos, así como aplicaciones relacionadas con la salud, han hecho crecer el interés de este sector por la telefonía inteligente.

Las personas mayores cada vez se interesan más por las últimas tecnologías de voz, según desprende un estudio realizado por The Phone House, en el que se recoge que el 40% de los terminales que se han vendido a personas de entre 60 y 85 años son «smartphones».

Se trata de una cifra considerable, si se tiene en cuenta la poca predisposición que los abuelos y abuelas tienen para experimentar con nuevos dispositivos electrónicos. Una posible razón que señala el estudio, es que los «smartphones» disponen de una pantalla más grande. Además, los menús y los iconos son más intuitivos que los de la telefonía móvil tradicional.

Por otra parte, dentro del uso del «smartphone», los mayores se declinaron más por Android que por iOS. El 90% de sus compras de telefonía inteligente llevaban el SO de Google. Es probable que esta decisión fuese motivada por el coste del terminal, así como por la mayor oferta que dispone Android en el mercado.

Entre las opciones que más han atraído a los mayores en el uso de la telefonía inteligente se encuentran las relacionadas con el tiempo y con la salud. Conocer la información meteorológica y su evolución a lo largo del día es importante para todos, pero especialmente para aquellos más sensibles a los cambios de temperatura. Asimismo, otra de las preocupaciones que tienen las personas de edad avanzada es la salud. Aplicaciones que miden el pulso, como Heart Rate o avisan de cuándo hay que tomarse la siguiente pastilla, como Medsontime, son de enorme utilidad para estos usuarios.

Además, The Phone House señala que ha propuesto un plan de ayuda para los más maduros. Un dependiente le configurará las opciones del «smartphone», tales como las aplicaciones, la fecha y la hora, el servicio de correo electrónico y el traspaso de datos desde un teléfono móvil estándar. También pondrá a disposición de sus clientes una guía «plus», con toda la información que deben conocer de su dispositivo inteligente.

[Via Abc]

Si te ha gustado este artículo puedes completarlo dejando un comentario o bien puedes suscribirte al feed y recibir las entradas futuras en tu lector de feeds.

Comentarios

No hay comentarios todavía.

Deja tu comentario

(requerido)

(requerido)