El gadget imprescindible para los que nunca están en casa

¿Nunca está en casa pero quiere saber quién llama a su puerta? Usted necesita un DoorBot, el gadget definitivo para aquellos que no paran por casa y no se quieren perder quién le visita.

Lo que hace especial a este aparato es que, a pesar de parecer un simple timbre, permite enviar audio y vídeo en directo a un smartphone vía WiFi. De este modo, se puede hablar tranquilamente con aquel que llama a la puerta gracias a la minicámara del DoorBot y desde la pantalla de su móvil.

Sus creadores han destacado que no solo es útil cuando se está lejos del hogar sino también en los momentos en los que está ocupado haciendo tareas en el interior de casa. “¿Ves a alguien con el que no quieres hablar? Pues no tienes que contestar”, aseguran en su publicidad.

Su instalación no podía ser más sencilla. Además de que sus pilas pueden durar hasta un año antes de tener que ser reemplazadas, el DoorBot necesita solo cuatro tornillos para colocarse junto a la puerta de entrada. Una vez hecho esto, se descarga una aplicación gratuita para el móvil y se sincroniza con elgadget. “Nunca te perderás a un visitante nuevo”, destacan en el vídeo de presentación.

Un matrimonio perfecto
Ahora gracias a DoorBot ya sabe quién es el que llama, pero ¿cómo puede abrirle la puerta?Sus creadores han pensado en todo y ya han presentado a Lockitron, con el que no necesitas disponer de una llave: un matrimonio perfecto. Este otro gadget se coloca sobre el cerrojo de la puerta de casa y con la aplicación correspondiente del smartphone se puede abrir la puerta con un simple toque a la pantalla del teléfono.

Aunque todavía les queda unos meses para que ambos artilugios vean la luz, tanto el DoorBot como el Lockitron ya están a la venta en internet. El primero se puede adquirir por 169 dólares (130 euros) mientras que si lo que necesitamos son los dos, el desembolso asciende a los 319 dólares (245 euros).

La comodidad de estos gadgets es indiscutible. El único inconveniente es que los cuatro tornillos del DoorBot sean tan fáciles de quitar. Ya se sabe que para robar no hace falta llamar al timbre.

[Via ElConfidencial]

Si te ha gustado este artículo puedes completarlo dejando un comentario o bien puedes suscribirte al feed y recibir las entradas futuras en tu lector de feeds.

Comentarios

No hay comentarios todavía.

Deja tu comentario

(requerido)

(requerido)