El iPhone se convierte en copiloto @LaAnet #LaAnet_News

Apple rara vez habla de productos que no tiene prácticamente listos para entrar en el mercado. pero el conocido como “iOS in the car” ha sido una de las excepciones. Nombrado de pasada durante el pasado junio en la conferencia mundial de desarrolladores de la compañía, es un intento de crear una plataforma común que permita a los conductores usar el teléfono como “cerebro” del sistema de navegación y entretenimiento del coche.

El anuncio final no se ha hecho hasta hoy, coincidiendo con el salón del automóvil de Ginebra. La plataforma se llamará finalmente CarPlay y esta misma semana llegarán los primeros coches compatibles de la mano de Ferrari, Volvo y Mercedes-Benz. Más marcas se sumarán a lo largo del año.

¿En qué consiste? Una vez se conecta el teléfono al coche -mediante cable-, el iPhone toma el control de la pantalla del salpicadero. Funciona tanto con pantallas táctiles como con controles físicos. En la pantalla se puede ver el conocido mural de apps, con aquellas aplicaciones que son compatibles con el sistema. Además de Podcast, Música, Mapas y otras “oficiales” de Apple hay soporte ahora mismo para tres o cuatro apps de terceros, como Stitcher, Beats Radio, iHeartRadio o Spotify.

El conductor puede usar también el teléfono en manos libres, como ya permitían algunos sistemas Bluetooth. Una tecla dedicada en el volante ofrece la posibilidad de activar el asistente personal Siri para dictar mensajes o controlar las funciones de navegación con la voz y CarPlay mantiene los controles nativos del vehículo (climatizador, por ejemplo) accesibles en la parte baja o a un lado de la pantalla.

No solo Apple
La llegada de CarPlay, en cualquier caso, no hay que tomarla como un fenómeno exclusivo de Apple. Google está también potenciando el uso de Android como plataforma para los sistemas de entretenimiento y navegación a bordo de vehículos. Mercedes-Benz ha confirmado que Google trabaja en un “modo proyección” para Android que funcionaría de forma similar a CarPlay. Una vez el teléfono se conecta al coche toma el control del salpicadero y ofrece funciones propias y acceso a algunas aplicaciones.

Estos productos surgen como una respuesta a la frustración que muchas veces producen los sistemas de entretenimiento a bordo. Un coche es una inversión de varios años. Lo que en el momento de la compra parecía una solución puntera (y cara) queda obsoleta rápidamente. Fuera de su área de experiencia, los fabricantes de coches tampoco suelen tomar buenas decisiones de diseño y usabilidad en los sistemas de navegación o recurren a pantallas táctiles de mala calidad.

Para Google y Apple el escenario actual plantea una oportunidad interesante: convertir la el salpicadero en una pantalla “tonta” gobernada por un dispositivo que actualizamos más o menos cada dos años, en lugar de un producto que el conductor aborrece y que en muchos casos queda relegado a un papel secundario u oculto detrás de un soporte para sujetar el móvil.
[Via El Mundo]


[Solicitamos un, Me Gusta en nuestra página LaAnet en Facebook]

[SORPRENDETE!!! Tu Web de RECETAS de Cocina ]

[Aquí te dejamos un enlace a una web responsive realizada por LaAnet]

[Más ejemplos en nuestra web de trabajos realizados]

Si te ha gustado este artículo puedes completarlo dejando un comentario o bien puedes suscribirte al feed y recibir las entradas futuras en tu lector de feeds.

Comentarios

No hay comentarios todavía.

Deja tu comentario

(requerido)

(requerido)