La ‘app’ que te desconecta de la red por tu productividad @LaAnet #LaAnet_News

Había que acabar aquel proyecto de marras y las interrupciones en la oficina eran constantes. Que si una llamada, que si el “¿viste el partido de anoche?” de rigor, el café… parece mentira pero en ocasiones dedicar tiempo a terminar un trabajo es más difícil de lo que parece. Las distracciones llegan por todas partes y en ocasiones disfrazadas de indispensables herramientas de trabajo. Todo sea por despistarse un poco y esquivar el desempeño de un trabajo que no nos resulta simpático por cualquier motivo. Es el momento de caer en los brazos de una de las palabras de moda: procrastinar.

Ir al Blog de BuscoPisoCasa

Ir al Blog de BuscoPisoCasa

Podríamos definir este término como una manera de esquivar aquellas tareas que hay que hacer más pronto que tarde pero por los motivos que sean, nos resultan incómodas, como llamar a un cliente con alguna factura pendiente, por ejemplo. Es en este momento en el que cualquier tarea menor se convierte en prioritaria y retrasa la importante.

En una situación parecida se encontró en su día Fred Stutzman, un estudiante de la Universidad de Carolina del Norte que vio cómo las horas crecían y no lograba centrarse en lo que tenía que hacer: terminar su tesis. En su desesperación, encontró un café cercano en el que concertarse en su trabajo sin distracciones y así ganar las horas perdidas en la biblioteca y la residencia. La idea funcionó inicialmente. Aporreaba con decisión el teclado y las ideas recuperaron pronto el flujo habitual.

Con el wifi, volvieron las distracciones
La moribunda tesis revivió con el impulso y todo iba viento en popa hasta que un día el camarero quiso alegrarle el día: “¿Sabes qué? Hemos puesto WiFi”. Pues qué bien, pensó. Pero pronto se arrepentiría: con el portátil abierto y cuentas en Facebook, Twitter y demás redes, a ver quién aguantaba una hora seguida sin saber qué se estaba cociendo por los vericuetos de la insondable red.

Nuestro hombre cayó de nuevo en la funesta trampa de la procastinación. Que si correo arriba, vistazo a Facebook, actualizar LinkedIn… cualquier excusa valía para conseguir desviar el rumbo de un barco que iba viento en popa. Y se hartó.

Siento programador decidió resolver de una vez por todas esta guerra perdida contra su fuerza de voluntad y en una noche cuajó los mimbres de Freedom, una peculiar app que bloqueaba el acceso a internet durante un tiempo previamente determinado. Digamos que uno quiere centrarse en el trabajo de forma ininterrumpida durante un par de horas: ejecuta la aplicación, programa el tiempo y a trabajar con el acceso a internet capado.

Uno pensará “claro, se cierra Freedom y vuelta a vaguear”… Pues no, este perro viejo vio pronto esta trampa y programó la aplicación de forma que la única manera de recuperar la conexión fuera reiniciando el ordenador, y amigo, aquello sí que da pereza.

Sin opciones, trabajamos más rápido
Esta feliz idea la tuvo en 2009 y desde entonces la aplicación se ha descargado la friolera de 500.000 ocasiones, a 10 dólares la licencia, hagan números. ¿Por qué ha tenido tanto éxito? En una era en la que la conexión a internet se ha convertido en algo tan cotizado, huir de la misma puede sonar a suicida, pero lo cierto es que tras el éxito de Freedom se encuentran varios factores de alcance psicológico que explican su eficacia.

La aplicación de este joven lo único que hace realmente es cerrar opciones: según explica James Clear en Business Insider, al tener menos decisiones que tomar actuamos más rápido. Y lo es. Es como cuando circulamos por una carretera recta sin desvíos, los kilómetros se recorren más rápido.

Freedom fue un éxito instantáneo pero pronto se encontró con algunos problemas: ¿qué ocurría si en el transcurso del momento de concentración era necesario redactar algún correo o hacer consultas puntuales a la red? Stutzman se hizo una pequeña trampa en el solitario y creó Anti Social, una versión más light de Freedom que bloqueaba simplemente el acceso a las redes sociales pero permitía acceder a la web o enviar y recibir correos.

Y al igual que los cangrejos, esta aplicación va en dirección contraria inundando precisamente Twitter con mensajes de sus entusiasmados usuarios que salen de sus mini retiros y lo comparten en la red: “He estado trabajando de forma ininterrumpida con Freedom durante 55 minutos”.
[Via El Confidencial]


[Solicitamos un, Me Gusta en nuestra página LaAnet en Facebook]

[SORPRENDETE!!! Tu Web de RECETAS de Cocina ]

[Aquí te dejamos un enlace a una web responsive realizada por LaAnet]

[Más ejemplos en nuestra web de trabajos realizados]

Si te ha gustado este artículo puedes completarlo dejando un comentario o bien puedes suscribirte al feed y recibir las entradas futuras en tu lector de feeds.

Comentarios

No hay comentarios todavía.

Deja tu comentario

(requerido)

(requerido)