RescueTec, la respiración cardiopulmonar para tu móvil ahogado

RescueTec es un kit que permitirá a los usuarios secar sus teléfonos y componentes que hayan sufrido una inmersión accidental. Se trata de un sistema que cuenta con sensores especiales que permiten a los usuarios tener la seguridad de que sus teléfonos y componentes se han secado totalmente.

Muchas personas han sufrido en alguna ocasión la caída o vertido de líquidos en sus teléfonos o dispositivos móviles. La principal recomendación en estos casos es apagar inmediatamente los dispositivos para evitar cortocircuitos e intentar secar lo mejor posible las partes afectadas. El problema es que para secar los dispositivos no se recomienda el uso de ventiladores o sistemas similares, lo que hace que sea una tarea complicada.

Sin embargo, RescueTec puede ser la solución perfecta para realizar un proceso de secado seguro de los terminales afectados. Se trata de un kit que permite garantizar que los componentes del dispositivo han quedado totalmente secos. Básicamente es un recipiente que incluye una bolsa y una serie de sensores capaces de captar la humedad, de manera que se alerta a los usuarios en caso de que no se haya eliminado el agua del dispositivo.

El procedimiento a seguir es sencillo. Los usuarios que sufran la caída de líquidos en sus dispositivos deben desconectarlos y apagarlos automáticamente. Una vez apagados, lo primero es retirar carcasas y baterías en la medida de lo posible. Tras esto, es recomendable secar con toallas o trapos húmedos cada componente. En caso de que el dispositivo se haya visto afectado por un líquido que no sea agua, la limpieza puede incluir un lavado con agua limpia.

Tras estos pasos, es la hora de abrir el RescueTec, introducir en la bolsa el móvil y los componente, fijar los sensores de forma que se puedan ver y cerrar herméticamente todo. Una vez cerrado, hay que esperar 48 horas. Pasado ese tiempo, los usuarios pueden abrir el RescueTec, extraer la bolsa con los componentes y los sensores y comprobar su estado. Es necesario que todos los sensores muestren un color azul, que significa que la humedad ha desaparecido. En caso contrario, es necesario esperar 24 horas más.

Pasado ese tiempo, y una vez conseguido que los sensores estén en azul, los usuarios pueden volver a montar sus dispositivos, que ya estarán libres de humedad. Aunque no es seguro que los terminales vuelvan a funcionar, con este procedimiento y RescueTec las probabilidades son superiores.

El kit RescueTec está disponible en la tienda Octilus por un precio de 19,99 euros. Se trata de un sistema que puede ayudar a salvar los dispositivos y conseguir que “revivan” después de una exposición acuática no deseada.

[Via ElConfidencial]

Si te ha gustado este artículo puedes completarlo dejando un comentario o bien puedes suscribirte al feed y recibir las entradas futuras en tu lector de feeds.

Comentarios

No hay comentarios todavía.

Deja tu comentario

(requerido)

(requerido)