Facebook y el FBI detenien a un grupo de Cibercriminales

La organización criminal ha infectado a 11 millones de ordenadores en todo el mundo y ha causado unas perdidas por valor de 653 millones de euros

Los investigadores dirigidos por el FBI y ayudados por la red social Facebook han conseguido romper una red internacional criminal que infectó 11 millones de ordenadores en todo el mundo y que ha causado más de 653 millones de euros en pérdidas totales en una de las redadas más grandes en la historia de la ciberdelincuencia.

El FBI, trabajando junto con la mayor red social del mundo y de varios organismos internacionales encargados de hacer cumplir la ley, han detenido a 10 personas que infectaron ordenadores con troyanos, robaron números de tarjetas de crédito y otra información personal.

El equipo de seguridad de Facebook ayudó al FBI después de que los troyanos fuesen dirigidos a sus usuarios desde 2010 hasta octubre de 2012, según ha asegurado en un comunicado el FBI publicado en su web.

La red social ayudó a identificar a los criminales y las cuentas afectadas. Sus «sistemas de seguridad fueron capaces de detectar cuentas afectadas y proporcionar herramientas para eliminar estas amenazas», ha asegurado el FBI.

Según la agencia, que también trabajó con el Departamento de Justicia de EE.UU., los ‘hackers’ acusados emplearon las denominadas «Butterfly Botnet». Las ‘botnets’ son redes de ordenadores comprometidas que se pueden utilizar en una variedad de ciberataques en los ordenadores personales.

El FBI ha detenido a 10 personas procedentes de Bosnia- Herzegovina, Croacia, Macedonia, Nueva Zelanda, Perú, Reino Unido y Estados Unidos. Se estima que las pérdidas totales de sus actividades llegan a los 850 millones de dólares (653 millones de euros), sin dar más detalles.

Los ‘datos brutos’ son difíciles de conseguir pero los expertos han asegurado que la ciberdelincuencia va en aumento en todo el mundo, tanto en PC como en los dispositivos móviles, debido a las transacciones financieras online.

Esta situación deja a la policía, a los profesionales de la seguridad cibernética y a las empresas en una situación cada vez más difícil para detectar y protegerse de los ataques.

[Via ABC]

Si te ha gustado este artículo puedes completarlo dejando un comentario o bien puedes suscribirte al feed y recibir las entradas futuras en tu lector de feeds.

Comentarios

No hay comentarios todavía.

Deja tu comentario

(requerido)

(requerido)