“Que le jodan a este trabajo, yo quiero irme a vivir a la montaña”

Vivir en la montaña en un bucólico resort de esquí, alejados del mundanal ruido y las preocupaciones cotidianas. Se hace una idea de lo redondo del plan, ¿verdad? También la ‘social media manager’ encargada de gestionar el perfil de Facebook de la oficina de turismo del estado de Montana. La mujer en cuestión tenía ya las maletas hechas, había finiquitado las cuentas con MercuryCSC, la agencia adjudicataria del contrato, y ésa era su última jornada laboral actualizando el contenido del perfil institucional de la citada red social.

Nuestra anónima protagonista desempeñaba su trabajo en la localidad de Bozeman, pero su cabeza, como apuntamos, estaba en las montañas, así que decidió actualizar su perfil en Facebook con el mensaje “Que le den a este trabajo, quiero vivir en Whitefish con mi futuro marido”. Pero cometió un error: el mensaje fue publicado en el perfil oficial de Montana y no en el suyo personal. Y no salió gratis…

No es, desde luego, ni el primer error ni el último de los que hemos sido testigos en las redes sociales. La abierta confesión de la responsable de la cuenta del estado de Montana para MercuryCSC fue publicada en su perfil oficial y ahí estuvo visible para los más de 150.000 seguidores de la cuenta. Entre montañas, lagos y fotos de cabras, el romanticismo del lugar se dio de bruces con las aspiraciones humanas más básicas de una persona que cometió un error, que como veremos, costó caro.

Pero no crean que la exempleada de la agencia guardaba rencor a su hasta entonces empleador; de hecho, el polémico mensaje concluía con un claro “gracias por los buenos tiempos MercuryCSC”. La citada agencia, además, había sido escogida por los estadounidenses como uno de los lugares preferidos para trabajar, pero no parece que ésta era la idea de la imprudente responsable de la cuenta en la agencia.

Adiós al contrato
El controvertido mensaje estuvo visible para los atónitos seguidores del perfil durante al menos media hora para posteriormente ser eliminado. El asunto cobró tal cariz que la oficina de turismo de Montana tuvo que emitir un comunicado disculpándose por el espinoso asunto: “Por lo general, todos los mensajes pasan por nuestras manos antes de ser publicados”, explica Sarah Law, portavoz del organismo. Pero las medidas de la oficina de turismo de Montana no terminaron en disculparse públicamente por la metedura de pata de la agencia, sino que el organismo ha decidido cancelar fulminantemente el contrato que tanto había costado ganar a la agencia.

Se da la circunstancia, además, de que la campaña llevada a cabo por la agencia en el estado de Montana fue reconocida como una de las más innovadoras y efectivas en el ámbito institucional en aquel país. Y ya ven, todo arruinado por un error humano y un par de líneas redactadas en el peor lugar y momento posibles.

[Via ElConfidencial]

Si te ha gustado este artículo puedes completarlo dejando un comentario o bien puedes suscribirte al feed y recibir las entradas futuras en tu lector de feeds.

Comentarios

No hay comentarios todavía.

Deja tu comentario

(requerido)

(requerido)