¿Por qué contratar un masajista personal si se puede tener un gadget?

¿Imagina tener un masajista en casa a su disposición? ¡Deje de hacerlo! La empresa americana DreemBots ha presentado la solución para todos aquellos que necesitan un pequeño masaje al final del día. Os presento a WheeMe.

Este gadget, del tamaño de un ratón de ordenador, es capaz de deslizarse por la espalda y estimular el sistema nervioso gracias a sus cuatro ruedas de silicona. Lo más asombroso es que no se cae mientras funciona, ya que cuenta con unos sensores infrarrojos que determinan las curvas de la espalda e impiden que el artilugio pierda el control. “Es un robot que nos masajea mientras se mueve lentamente por el cuerpo”, aseguran desde la compañía, que lo ha puesto a la venta por aproximadamente 80 euros.

A la hora de utilizarlo, el usuario puede elegir tres modos distintos de 15 minutos de duración cada uno: el modo vibración, el modo relajación (arrastrando dos tiras de nylon por la piel) y el modo dancing (que otorga “un masaje suave y relajante”), tal y como destaca DreemBots.

Otra de las novedades que sus desarrolladores quieren destacar y que marca la diferencia respecto a sus básicos competidores es que es capaz de coger velocidad sin caerse con el fin de “crear multitud de sensaciones”. Pero entre tanta prestación tecnológica, es posible que este aparato a largo plazo, no satisfaga las expectativas de un buen masaje. Pero ya se sabe que a falta de pan, buenas son tortas…

[Via ElConfidencial]

Si te ha gustado este artículo puedes completarlo dejando un comentario o bien puedes suscribirte al feed y recibir las entradas futuras en tu lector de feeds.

Comentarios

No hay comentarios todavía.

Deja tu comentario

(requerido)

(requerido)