¿Te han estafado con los SMS ‘premium’? Diez consejos para poner fin a esta pesadilla. Cómo evitarlos y recuperar el dinero @LaAnet #LaAnet_News

El servicio de SMS premium consiste en la suscripción por parte del usuario a una base de datos que le envía información sobre ciertos temas (generalmente juegos y concursos), y que le cobra por cada SMS recibido. El precio de estos se incluye en la factura final del mes teniendo un coste muy superior al habitual. De esta forma, uno de estos mensajes de texto puede llegar a alcanzar los 1,20 euros.

No se crean que es un fenómeno aislado. El negocio de los SMS premium está resultando uno de los más exitosos y de mayores beneficios, según se desprende de informes económicos de las propias compañías. Por poner un ejemplo, Mblox gestiona más de 500 millones de dólares al año en transacciones vía móvil.

El problema es que la gran mayoría de ocasiones la suscripción se hace de forma involuntaria. Esto ocurre por ejemplo cuando el usuario facilita su número de teléfono al participar en algún concurso o sorteo con el que pensó que se iba a hacer millonario. Era indispensable introducirlo para que le localizasen en caso de ser el ganador y parecía profesional, por lo que no lo dudó. Pero olvidó leer la letra pequeña que hablaba de una cláusula por la que se suscribía a un servicio SMS premium.

También puede suceder cuando se recibe un SMS como el de la estafa que aprovechaba la popularidad de Whatsapp. En la bandeja de entrada aparece un mensaje que dice: “Te estoy escribiendo por WhatsApp. Dime si te llegan mis mensajes. ¿Me agregaste el otro día?”. El SMS proviene del número 25568. Si contestas, ya estás dentro.

sms

Hace tan sólo unas semanas, Kaspersky advirtió de una de estas estafas a través de SMS premium. Se trataba de FakeInst, un troyano que se disfrazaba de aplicación para ver vídeos pornográficos. Esta app pedía al usuario permiso para enviarle un mensaje de texto para la compra de contenidos de pago. Al aceptar, el troyano abría una web de acceso libre desde la que el cibercriminal trataba de descifrar el país de origen del propietario del móvil para mandarle un código apropiado y consumar la estafa. Otro caso reciente es el de la supuesta aplicación WhatsAppSPY.

“La estafa de envíos de SMS a números premium fue una de las primeras formas de monetización que usó el malware para Android. En este caso, los envíos de los SMS eran invisibles para el usuario del teléfono, que solo era consciente de ello cuando recibía la factura a fin de mes”, sostiene Vicente Díaz, analista senior de malware de la compañía de seguridad informática Kaspersky Lab.

Consejos para evitar los SMS ‘premium’ (y recuperar tu dinero)

Pero no todo son malas noticias. Existen algunas conductas que pueden evitarnos caer en esta trampa:

1. Antes de enviar un mensaje, consulta detalladamente las condiciones del servicio: coste por mensaje, número de SMS necesarios para descargar el contenido o para participar en el sorteo, etc. Si ya lo has hecho, guarda siempre el primer mensaje recibido ya que suele contener las instrucciones para cursar la baja.

2. No hace falta que esperes a que te llegue una factura hinchada: los SMS premium se envían desde números que empiezan por 79. Si es tu caso, ponte en acción antes de que sea tarde.

3. Llama a tu operador y solicita la baja de todos los servicios de SMS premium.

4. Envía un SMS con la palabra Baja al número raro que te está enviando las publicidades. Este mensaje es gratuito y en muchos casos tiene éxito. Si darse de baja resulta imposible, consulta con una Asociación de Consumidores para que puedan ayudarte a ejercitar una acción de cesación (es decir, para que logren que dejes de recibir mensajes).

5. Recuperar el dinero perdido es otro asunto. Si has perdido mucho y tienes ganas de pelear, asegúrate de que no fuiste tú en un descuido quien solicitó el alta del servicio premium que te están facturando. Una vez que lo tengas claro, puedes enviar a tu operadora una reclamación por escrito manifestando que nunca pediste ese servicio y que quieres que te devuelvan el dinero.

6. Guarda las facturas que ya te hayan cobrado. Si aún quedase alguna por cobrar, habla con tu operador móvil para que te envíe una factura desglosada, de tal forma que puedas decidir qué gastos pagar y cuales no de los consignados en la misma.

7. Se debe dirigir reclamación por escrito a la empresa responsable. En caso que se vaya a interponer finalmente una demanda por vía judicial es importante que quede constancia documental de esta primera reclamación a la empresa prestadora del servicio no solicitado. Por lo tanto, recomendamos realizar la comunicaión vía burofax con certificación de contenido y acuse de recibo a su domicilio social. También es recomendable formular la reclamación, adicionalmente, vía correo electrónico.

sms+

8. Si llegados a este punto tu problema no se ha resuelto, es hora de pasar a mayores. Si tu operador no quiere devolverte el dinero o no te contesta pasados 30 días, acude a la Oficina de Consumo de tu Comunidad Autónoma para que la Junta Arbitral tome cartas en el asunto.

9. Piénsatelo bien antes de dejar de pagar. Pese a que tienes la posibilidad de no abonar la parte que corresponde al servicio que estás reclamando, en la práctica es complicado ejercer este derecho, ya que requiere que la compañía calcule nuevamente la factura retirando esos importes.

10. Por último, que esta mala experiencia te sirva de algo. Ten mucho sentido común yno des tu número de teléfono salvo cuando sea estrictamente necesario y confíes 100% en la web.

mouse


[Solicitamos un, Me Gusta en nuestra página LaAnet en Facebook]

[SORPRENDETE!!! Tu Web de RECETAS de Cocina ]

[Aquí te dejamos un enlace a una web responsive realizada por LaAnet]

[Más ejemplos en nuestra web de trabajos realizados]

Si te ha gustado este artículo puedes completarlo dejando un comentario o bien puedes suscribirte al feed y recibir las entradas futuras en tu lector de feeds.

Comentarios

No hay comentarios todavía.

Deja tu comentario

(requerido)

(requerido)