Telefónica estudia vender libres todos sus móviles

Luis Miguel Gilpérez, presidente de Telefónica España, aseguró hoy jueves que, están estudiando liberalizar todos los teléfonos móviles que comercializan a sus clientes, una medida que supondría toda una revolución comercial en el sector, ya que la operadora es la mayor vendedora de terminales del país gracias a sus más de 22 millones de abonados.

La medida de vender los terminales libres se produciría como consecuencia lógica del fin de las subvenciones a los terminales para captación de nuevos clientes, que puso en marcha la compañía en marzo, que forzó a competidores como Vodafone a seguirle. Una vez eliminadas las subvenciones, la compañía estudia eliminar el bloqueo de los terminales (SIM lock), que los hacen esclavos, y que impiden a sus abonados operar con la tarjeta de otra compañía.

“Inventamos el SIM lock en un mercado el cual había que crecer y en el que estamos subsidiando los terminales. Entonces teníamos que proteger las exportaciones de móviles, en una industria en la que estaba todo por hacer. Ahora todo el mundo tiene un móvil. Es el momento de revisar y repensar el modelo de anclaje si querremos evolucionar hacia las Telecos 4.0. Los terminales nos ayudaron a crecer, pero no pueden ser ahora nuestro elemento clave”, indicó Gilpérez.

El directivo de Telefónica se mostró consciente de una medida de ese calibre debería arrastrar a los competidores, especialmente a Vodafone, Orange y Yoigo (con excepciones), que también aplican la política de terminales esclavos, pero se mostró seguro de que Movistar pueda marcar el camino al resto. “Tenemos la obligación de apuntar la línea por donde va el sector. Siempre uno tiene que haber uno que sea el primero, y hemos demostrado que no tenemos miedo. No sé si este será el próximo salto, pero lo estamos estudiando”.

No fue este el único anuncio que realizó el máximo directivo de la filial española de Telefónica en el XXVI Encuentro de Telecomunicaciones de la UIMP en Santander organizado por Ametic. Gilpérez dijo también que pese a la crisis, la compañía “masificará” su despliegue de la nueva red de fibra óptica, que permite velocidades de más de 100 megas, con el objetivo de que a finales de 2015 puedan acceder a esa velocidad el 50% de los hogares de toda España. En este momento, la cobertura de fibra con 100 megas llega ya 12% de los domicilios y oficinas españoles.

Gilpérez señaló que la compañía invirtió en la red de fibra 256 millones de euros en 2011, y en 2012 la inversión superará los 300 millones, llegando a tres millones de hogares, principalmente en ciudades como Madrid, Barcelona o Valencia. El directivo defendió las tecnologías de la información como un mecanismo para impulsar la recuperación.

En este sentido, señaló que la inversión de Telefónica alcanzó en 2011 alcanzó los 2.891 millones de euros, un 45% más que el año anterior (en gran parte por la compra del espectro radioeléctrico), y un crecimiento interanual del 2,6% si excluimos esa partida específica, representando el 49% de la inversión total del sector.

Gilpérez también precisó que el grupo continúa con su plan de traer a España los centros de atención al cliente, ahora radicados sobre todo en varios países latinoamericanos, en centros propios como el que se está montando en Canarias, que dará empleo a 400 personas. Si a comienzos de este año, se atendían desde España el 20% de las llamadas generadas por clientes nacionales a finales de año será el 50%.

[Via ElPais]

Si te ha gustado este artículo puedes completarlo dejando un comentario o bien puedes suscribirte al feed y recibir las entradas futuras en tu lector de feeds.

Comentarios

No hay comentarios todavía.

Deja tu comentario

(requerido)

(requerido)