Una aplicación para lesbianas (y para nadie más que ellas) DATTCH conecta mujeres y evita a los mirones

Pocas aplicaciones están sacando mayor tajada de los smartphones y todo el ecosistema que los rodea que las de citas. Y es que este dispositivo facilita y mucho conocer gente de forma rápida y sencilla.

DATTCH

En 2012, estas apps registraron unos beneficios de 213 millones de dólares, un 29% más que en el año anterior según la consultora IBIS World. Las previsiones tampoco son malas. Otra agencia norteamericana, Jupiter Research, apunta que en 2016 moverán 2 billones de dólares. ¿Su secreto? La facilidad para conectar personas.

Según Carlos Oca, director de estrategia de Lextrend, compañía española especializada en desarrollo de páginas web y aplicaciones: “Hasta 64 millones de europeos utilizan estos servicios regularmente. Y la mayoría son personas cuyas edades oscilan entre los 24 y 32 años. Esto quiere decir que estamos hablando de un mercado muy permeable a la innovación, dado que el publico mayoritario es joven”.

La semana pasada ya hablamos desde Teknautas de Tinder, una aplicación disponible para iOS y para Android con el único objetivo de conectar usuarios y que funciona sorprendentemente fácil y rápido. El usuario solo tiene que descargarse la app en su móvil, vincular una cuenta de Facebook e inmediatamente empezar a descartar o aceptar fotografías de chicos y chicas.

Pero no es la única. Hay mil más. Y como no podía ser de otra forma, también para lesbianas.

La mejor forma de conocer mujeres de tu área
Dattch es una aplicación para lesbianas de Reino Unido que conecta a mujeres que viven en áreas cercanas. La forma de hacerlo es mediante una fotografía y una breve descripción de cada una de ellas. Tan solo tienen que votar por los perfiles que más les gusten. Si hacen lo mismo con ellas, ya está hecho.

Por si este procedimiento no fuese sencillo, la plataforma acaba de recibir una actualización que acelera los pasos. Según su fundadora Robyn Exton, antes se lograba hacer en 20 minutos. La nueva función de Would You Rather? lo simplifica aún más de una forma parecida a como lo hace Tinder.

“El proceso de búsqueda de pareja atraviesa diferentes momentos antes y después del primer contacto que presentan problemas sin resolver. Snapchat resolvió la barrera que supone el envío de fotos sin riesgo a un posible candidato de una forma muy original. Esta app permite enviar fotos que se autodestruyen segundos después de ser recibidas. La empresa ha conseguido una valoración de 3.000 millones de dólares en poco tiempo. Durante los próximos años es previsible que aparezcan herramientas en web y móvil que hagan más eficiente la búsqueda de pareja”, ha añadido Carlos Oca.

Dattch, que está incubada actualmente en Wayra, fue fundada en 2012 por esta joven emprendedora con la idea de facilitar a las mujeres un lugar donde exclusivamente se encuentren con personas de su mismo sexo. “Me costó mucho convencer a muchos inversores de más de 40 años de la necesidad de este tipo de aplicación”, explica al medio Wired. “Algunos me exigieron que dejase de mostrar imágenes de lesbianas en la portada”.

En un principio, según la CEO, la información que se incluía en los perfiles era demasiado escasa. Entonces, se dio cuenta de que las mujeres generalmente querían mantener una conversación y no conseguir un encuentro para las próximas cuatro horas. Lo que significaba tener un poco más de datos sobre sus intereses para que pudieran apreciar cómo eran.

En lugar de basar el siguiente diseño en otros productos de citas, Exton se fijó en las revistas, blogs y sitios de moda en busca de inspiración. Es decir, en fuentes que realmente se preocupaban por los gustos de la mujer.

Una ‘app’ que no tolera ‘mirones’
Pero no era el único desafío al que se enfrentaba Exton. Quedaba el asunto de mantener a los mirones lejos de su herramienta.

“Cada día intentan inscribirse entre tres y cinco hombres. Algunos de ellos simplemente nos escriben contándonos que quieren tener una cita con lesbianas, mientras que otros utilizan una imagen falsa y dicen que son mujeres”, explica.

Como resultado, para darse de alta en Dattch es necesario estar en Facebook y que te verifiquen otros usuarios a través de sus respectivas cuentas, además de cumplir con otros requisitos con un único fin: asegurarse de quién eres.

Los que no tengan una cuenta en Facebook o no hayan logrado superar la prueba de verificación, pueden registrarse con su correo electrónico siempre y cuando antes hagan una llamada por Skype.

“Es ridículo que tengamos que lidiar todos los días con hombres que intentan unirse de una forma u otra a la plataforma”, añade Exton. “Siempre habrá estafadores y spammers, pero parece que no entienden lo que significa ser lesbiana”.

DATTCH2

“Mucha gente se da cuenta de que tenemos chicas bisexuales en la aplicación y se intentan meter en busca de un trío, pero no se quieren dar cuenta de que si están en Dattch es porque no quieren conocer chicos”, concluye.

Sin embargo, no se crean que todas las historias son bonitas. Como en la vida real, internet forja historias de amor pero también malas experiencias. La página Afterellen sin ir más lejos, ha publicado algunas historias narradas por usuarias de esta app que obtuvieron malas experiencias.

La aplicación está disponible en iOS pero ya saben, no lo intenten si no son mujeres…

Necesitamos personas como TÜ. Si tienes Facebook incluyes un Me Gusta

Necesitamos personas como TÜ. Si tienes Facebook incluyes un Me Gusta

Si te ha gustado este artículo puedes completarlo dejando un comentario o bien puedes suscribirte al feed y recibir las entradas futuras en tu lector de feeds.

Comentarios

No hay comentarios todavía.

Deja tu comentario

(requerido)

(requerido)