Las autoescuelas sufren una fuerte caída de alumnos

¿Sacarse el carnet de conducir empieza a ser un lujo? Los jóvenes corrían al cumplir los 18 años a matricularse a la autoescuela pero cada vez retrasan más el momento por no poder financiar las clases.

Según datos de la Confederación Nacional de Autoescuelas (CNAE) el número de nuevos carnés de conducir expedidos en lo que llevamos de 2012 se ha hundido hasta niveles de 1981, cuando se sacaron 200.000 permisos, por los 131.000 de este año. En los últimos cinco años, el número de conductores noveles ha caído un 45,2%.

Esta situación provoca además el progresivo cierre de autoescuelas. No solo desciende el número de alumnos sino también el dinero que dejan. Según la CNAE el sector de las escuelas particulares de conductores estaba ya “maduro” (es decir, que ya se trabaja en un mercado muy competitivo, con márgenes de beneficio muy estrechos), antes de que sobreviniese la crisis, y ésta sólo ha agravado la situación.

La tradición de “sacarse el carné” a los 18 años parece que se desvanece por la crisis. Muchas familias no pueden ayudar a sufragar este gasto, y los jóvenes a esa edad no tienen tan fácil como antes encontrar un “trabajillo” que les permita asumir las clases y tasas de examen.

[Via Expansión]

Si te ha gustado este artículo puedes completarlo dejando un comentario o bien puedes suscribirte al feed y recibir las entradas futuras en tu lector de feeds.

Comentarios

No hay comentarios todavía.

Deja tu comentario

(requerido)

(requerido)