¿Está descansando como debiera? Solo la tecnología tiene la respuesta

Lunes por la mañana. Mecido por los brazos de Morfeo, uno se relaja mentalmente en una playa tropical cuando un chirriante pitido le devuelve a la cruda realidad. No está en el Caribe ni de vacaciones. Es lunes, llueve, hace frío y toca moverse para ir volando al trabajo.

Antes hay que acabar con ese desagradable sonido que le recuerda a uno las obligaciones del día a día. Pero no se preocupe: una vez más, llega la tecnología al rescate. Hay una serie de despertadores, accesorios e incluso aplicaciones, que sobre el papel, permiten que su sueño, y sobre todo, el despertar, sea mucho más agradable.

Curiosamente, la tecnología hace de héroe y villano en este asunto, puesto que son muchos los estudios que sugieren que llevarse el ‘tablet’ o ‘smartphone’ a la cama induce de una u otra manera al insomnio. Y sin embargo, son cada vez más las soluciones que vienen a cuidar el sueño de los que no duermen a pierna suelta. Esta es una pequeña selección de los accesorios y aplicaciones más destacados en el mercado en este momento ¿funcionan? Sus creadores aseguran que sí…

Despertador Rise & Shine
El último en llegar y sin duda uno de los más llamativos. El Rise & Shine de Verilux es un despertador un tanto especial: en lugar de sobresaltarnos con la estridencia de un pitido o música a todo volumen, el invento se alía con los ritmos circardianos (vaya haciéndose con este concepto puesto que está presente en la mayoría de los ‘gadgets’ para el sueño).

La idea es que el despertador vaya iluminando poco a poco la habitación un cuarto de hora antes de que toque levantarse. La luz incremental nos rescatará poco a poco del profundo sueño, pero para garantizar que los más dormilones no lleguen tarde, Verilux ha dotado al equipo de una serie de melodías ambientales (sonidos del mar, naturaleza o animales) que irán aumentando poco a poco el volumen hasta alcanzar el máximo configurado por el usuario.

Wake Up Light
Philips es uno de los veteranos que llevan tiempo en este terreno con toda una gama de productos con funciones muy similares al despertador de Verilux. Su producto estrella es el Wake Up Light, un estilizado despertador con forma de lámpara, y es que de hecho, en parte lo es.

El producto de Philips también emplea la luz para ir despertándonos poco a poco del profundo sueño y su empleo no es casual: la marca alude a estudios que demuestran que esta es la mejor manera de comenzar el día. El usuario podrá optar también entre cuatro sonidos que garantizan que uno no perderá el tren: nos quedamos con “vacas de los Alpes”, por lo evocador del asunto.

Philips asegura que el 80% de los compradores del producto afirma dormir mucho mejor desde que lo tienen. Lo bueno de este despertador es que también hace la función inversa: puede emplearse como inductor del sueño jugando con la luz y los sonidos. Cuenta además con un puerto USB mediante el cual se pueden incorporar más sonidos y el equipo hace las veces de radio y lámpara.

Zeo Sleep Manager, las ‘apps’ al rescate
Y entramos en el terreno de las ‘apps’ donde hay todo un mundo de alternativas a escoger por parte del usuario. Por sofisticada, nos quedamos con Zeo Sleep Manager: esta sencilla aplicación disponible tanto para iOS como para Android, aunque a fuerza de ser sinceros, nos quedamos cortos si calificamos este producto sólo como aplicación.

Zeo es mucho más. Se trata en realidad de todo un sistema de estudio del sueño que se complementa de una banda que hay que colocarse en la cabeza para medir el ritmo cerebral y así saber en qué fase del sueño nos encontramos. Lógicamente, la aplicación nos despertará en la franja horaria que indiquemos en la que el sueño sea más ligero, registrando al tiempo, todo el histórico de horas y calidad del sueño que harán las delicias de los amantes de las estadísticas.

[Via ElConfidencial]

Si te ha gustado este artículo puedes completarlo dejando un comentario o bien puedes suscribirte al feed y recibir las entradas futuras en tu lector de feeds.

Comentarios

No hay comentarios todavía.

Deja tu comentario

(requerido)

(requerido)