Autocontrol exige a Orange retirar una oferta por publicidad engañosa

La Asociación para la Autorregulación de la Comunicación Comercial (Autocontrol) ha exigido a la filial española de France Telecom, Orange, la retirada de una publicidad sobre su oferta de Internet, voz y SMS por considerarla “engañosa”, además de instar a la compañía a no repetirla en el futuro, según ha informado la Asociación de Usuarios de la Comunicación (AUC), que presentó una reclamación en este sentido.

Fuentes de Orange consultadas por Europa Press han señalado que la compañía adaptará este mensaje “en lo que sea necesario” para cumplir con el requerimiento de Autocontrol.

En concreto, en dicha publicidad se anunciaba una tarifa plana mensual “sin límites ni compromisos”, aunque en la información detallada de la oferta se establecen unos máximos de descarga, de tiempo de llamada, de destinos distintos y de cantidad de mensajes, a partir de los cuales la tarifa a cobrar se incrementaba.

En su resolución, la sección correspondiente del jurado de Autocontrol indica que, en este caso, la parte “captatoria” del mensaje, susceptible de llamar preferentemente la atención, llevaría a pensar a un consumidor medio – “normalmente informado y razonablemente atento y perspicaz”- que se le está ofreciendo una tarifa plana sin ningún tipo de limitación, aunque otro “mensaje secundario y menos destacado” contradiga la afirmación principal con costes añadidos para algunos supuestos, por “infrecuentes que puedan considerarse”.

Por esta razón, se considera que la publicidad induce a error a los destinatarios del mensaje comercial e impide que los consumidores puedan comprender de manera “adecuada” el contenido de la oferta.

La AUC ha indicado que, tras presentar Orange un recurso de alzada contra la resolución de Autocontrol, el Pleno del Jurado ha ratificado dicha resolución pronunciándose en el mismo sentido.

El Código de Autorregulación impone la obligación de que el anunciante ponga todos los medios a su alcance para que el conjunto de los mensajes incluidos en el anuncio y relativos a la oferta sean “perceptibles y comprensibles para el consumidor medio”.

Además, los mensajes que aparezcan de forma menos destacada, sobre todo si son imperceptibles o ilegibles, no pueden contradecir o limitar de manera relevante el mensaje principal al que el consumidor presta una atención preferente.

[Via Eleconomista]

Si te ha gustado este artículo puedes completarlo dejando un comentario o bien puedes suscribirte al feed y recibir las entradas futuras en tu lector de feeds.

Comentarios

No hay comentarios todavía.

Deja tu comentario

(requerido)

(requerido)